MoveTime es una alternativa de teléfono inteligente de bajo costo para niños, un reloj inteligente que puede ayudar a mantenerlos seguros mientras les da una mayor independencia gradualmente.

Cuando se trata de relojes inteligentes, los wearables se dividen en dos tipos de ofertas en su mayor parte: moda o fitness. Pero ¿Qué pasa con la seguridad? Es difícil ofrecer tranquilidad, pero eso es lo que pretende hacer el último dispositivo de TCL (que es propietario de Alcatel). Sin embargo, el reloj familiar MoveTime no está diseñado para la muñeca de los adultos, sino para la de los niños, que aún no han experimentado un reloj inteligente por primera vez. 

Hacer un seguimiento

Sí, MoveTime se clasifica como un reloj inteligente relativamente básico en términos de especificaciones, pero es la aplicación complementaria MoveTime de Android e iOS, así como la funcionalidad nano SIM del dispositivo lo que hace que valga la pena. Por ejemplo, se puede configurar un chat grupal en la aplicación MoveTime que permitirá a los padres enviar mensajes de texto con sus hijos y viceversa. A esto se suma la capacidad de realizar y recibir llamadas telefónicas. Sin embargo, la gran característica diseñada para la tranquilidad de los padres es la capacidad de rastrear al usuario del reloj, junto con una función que alerta a otros si el reloj se sale de un área designada.    

Son estas dos características las que probablemente despertarán el interés de los padres que desean realizar un mejor seguimiento de sus hijos pequeños. Como tal, si se muestran reticentes a comprar un teléfono inteligente para su hijo, pero aún desean mantenerse en contacto con ellos, MoveTime ofrece una alternativa viable.

Para los primerizos en tecnología

Si bien todavía estoy deliberando sobre la verdadera usabilidad de los relojes inteligentes para niños, MoveTime Family Watch tiene el potencial de servir como una buena introducción a los wearables. Y de esta manera hacer que los niños se familiaricen más con la tecnología que usarán cuando sean adultos, entonces la idea de un reloj inteligente para niños cobra mucho sentido. 

Lanzado como el reloj familiar TCL Movetime (o “MT40”), que es un pequeño dispositivo portátil hecho para los pequeños que incluye soporte para conectividad 4G a través de un nanoSIM el cual podrá comprar en su operadora favorita. El reloj familiar Movetime incluye una cámara para videollamadas y un micrófono y altavoz para las llamadas estándar y una pantalla a color de 1.3 pulgadas con esferas de reloj en pantalla que pueden ser cambiadas. Para aprovechar al máximo el reloj TCL 4G Movetime, necesitarás una nano SIM; ya sea que tengas una tarjeta prepago o plan, eso ya depende de ti, pero recuerda el uso de videollamadas o compartir fotos tomadas con el reloj, puede usar un poco de datos.

Tambien cuenta con resistencia al agua IP65 y una batería de 370 mAh que produce hasta cuatro días de tiempo de espera y hasta dos horas de tiempo de conversación. 

 Software y Hardware

En lo que respecta al sistema operativo, TCL ha optado por una versión de Nucleus que puede no tener la funcionalidad de Android Wear o watchOS, pero sin duda hace el trabajo. Y dada la edad del usuario que lo usará, Nucleus es bastante satisfactorio.

Hablando de llevar el reloj, MoveTime utiliza correas de goma intercambiables (en azul brillante y rosa). A diferencia de otros relojes inteligentes, que normalmente debes girarlo hacia tu cara para interactuar con el, el MoveTime debe bloquearse y  este no usa un cargador de clip magnético. Requiere un cargador Micro-USB.      

Veredicto final

El MoveTime Family Watch es caro en lo que respecta a los dispositivos para niños. Puede que no tanto como algunos de los relojes inteligentes más nuevos del mercado, pero dado que no cuenta con el mismo tipo de características, no es una comparación justa. 

En cambio, el valor de MoveTime se determina en la importancia que los padres le darán a la tranquilidad que puede brindar. No, no hará que las cosas sean más seguras para sus hijos, pero al menos ofrecerá una apariencia de control, que puede valer la pena.