Cuando los revisé por primera vez , quedé muy impresionado con los Samsung Galaxy Buds +: lograron mejorar los ya sólidos Galaxy Buds originales en un par de cosas clave. He estado usando Buds + desde hace algún tiempo, y después de casi 200 horas de escucha, todavía no es fácil encontrar fallas.

Diseño, hardware, lo que hay en la caja.

Desde el exterior, el Galaxy Buds original y el Galaxy Buds + son prácticamente idénticos, sus estuches son pequeñas conchas en forma de TicTac.
El diseño original no tenía muchos defectos de los que hablar, y todavía no hay mucho de qué quejarse en los Buds +.

Los auriculares son ligeros y se ajustan muy cómodamente a mis oídos, y el estuche es lo suficientemente delgado como para deslizarse en cualquier bolsillo. El único cambio que es probable que note es que los Buds + ya no tienen el acabado mate de los originales, ahora es un material muy brillante, tanto en los auriculares como en el estuche. Sin embargo, mirando más allá de la estética, hay algunas diferencias clave. Hay un micrófono adicional en el exterior de cada auricular para aislar mejor su voz del ruido de fondo durante las llamadas, algo que no tenían los primeros Galaxy Buds. Cada bud también alberga una batería de 85 mAh, que es un 48 por ciento más grande que las del modelo anterior (el estuche también tiene una batería más grande, pero es una ganancia menor: 270 mAh frente a los viejos 252 de los Buds).

Los Galaxy Buds + de segunda generación de Samsung corrigen algunos errores y ahora son totalmente compatibles con iPhone, lo que los convierte en algunos de los mejores auriculares inalámbricos verdaderos estándar para casi cualquier persona.

Puedes introducirlos fácilmente en tus oidos con un giro rápido ya que cuentan con unas gomas con forma de aletas lo que les facilita el agarre y hace que no se caigan, yo los probé mientras corría y puedo asegurarte que nunca se me cayeron. Son uno de los auriculares más cómodos, tanto que hacen que te olvides que los llevas puestos.

El tamaño de la carcasa es un poco más grande que la de los AirPods, pero similares en volumen, caben perfectamente en un bolsillo de un par de jeans. La tapa se cierra con un seguro chasquido tranquilizador con el que quedan muy bien cerrados.

Los auriculares duraron un poco más de 11 horas de reproducción, luego, el estuche proporciona una carga completa de otras 11 horas más, en fin un total combinado de 22 horas entre cargas (los AirPods Pro duran cuatro horas). El estuche se carga a través de USB-C o carga inalámbrica, mientras que una carga rápida de tres minutos por cable proporciona alrededor de una hora de reproducción.

Conectividad y controles

La primera vez que los usas hay un emparejamiento instantáneo, funciona solo con los dispositivos Samsung y en estos ofrece el mejor desempeño. Luego de eso emparejamiento es súper fácil, hay dos maneras de hacerlo, uno utilicé la aplicación Galaxy Wearable en mi teléfono o  dos mantenga presionado el panel táctil en ambos auriculares mientras están en sus oídos durante cinco segundos hasta que suene el tono, luego encuéntrelos en su menú Bluetooth.

Funcionaron sin problemas con un Galaxy Z Flip y Galaxy S20 Ultra, pero fueron igualmente buenos con un iPhone 11 Pro. Solo pueden conectarse a un dispositivo a la vez, no a dos como algunos competidores.

Cada auricular tiene un panel táctil que maneja algunos de controles. Toque una vez para pausar / reproducir, dos veces para avanzar o tres veces para retroceder. también puede mantener presionado el panel táctil para realizar una de las siguientes acciones: ajustar el volumen, activar el modo de sonido ambiente o activar el asistente de voz predeterminado de su teléfono. En Android, también puede activar Spotify, que comenzará a reproducir inmediatamente la lista de reproducción que escuchó por última vez u otra recomendada.

También existe la opción de habilitar un doble toque en el borde del auricular para ajustar el volumen, algo que no siempre me sale muy bien pero solo es cuestión de adaptarse cada vez que intentaba hacerlo me saltaba accidentalmente la pista.

Sonido

Los Galaxy Buds + han mejorado el audio gracias a un nuevo sistema de doble altavoz con un tweeter y un woofer separados. En general, producen audio detallado y equilibrado, con medios claros y resaltan muy bien los graves. Suenan muy bien con música pop, electrónica de alta energía e incluso hacen una interpretación bastante completa de algo como Miles Davis. Sin embargo, hacen un buen trabajo bloqueando pasivamente el mundo gracias al ajuste perfecto y a un buen conjunto de puntas de silicona. Los auriculares cuentan con sonido AKG para ofrecer la mayor calidad posible. En un tamaño reducido es todo un desafío conseguir una gran calidad de sonido, y en este caso lo consiguen con un altavoz de dos vías en cada auricular, reforzando a la vez agudos y graves.

De manera predeterminada, hay tres niveles de transferencia ambiental disponibles si deseas escuchar el mundo. La configuración baja estaba bien para escuchar lo que sucede alrededor, mientras que la alta era casi lo mismo que mi audición normal. Hay una configuración experimental extra alta disponible, que amplificó mi audición más allá de los límites normales.

La calidad de las llamadas también ha mejorado mucho. Los destinatarios dijeron que mi voz se escuchó claramente, pero que se escuchó algo de ruido de fondo, mientras que el ruido de la carretera y el viento se suprimió efectivamente. Mientras que pude escuchar la llamada sin ningún problema.

Samsung Galaxy Buds Plus: conclusión

Tanto si eres un usuario de Android, iOS o incluso de Windows, el Samsung Galaxy Buds Plus funciona igual de bien en todas las plataformas. El diseño pequeño del auricular los hace cómodos de usar durante largos períodos de tiempo. La calidad del sonido es muy buena y también lo es el aislamiento del ruido, la batería dura mucho tiempo y, cuando se agota, tiene algunas opciones para facilitar la carga. Además, la calidad de las llamadas de voz los ha convertido en mi opción predeterminada durante todo un día de trabajo y más. Samsung ha realizado solo unos pocos cambios sobre los Galaxy Buds originales, esencialmente puliendo un buen producto, y el resultado habla por sí solo.