Epson aplicará su tecnología original de fibra seca para fabricar máscaras faciales para sus empleados en Japón. La tecnología Dry Fiber, también implementada por las impresoras PaperLab A-8000 en su sistema de fabricación de papel seco, es un proceso que hasta ahora se ha utilizado para convertir el papel usado en nuevo dentro de la oficina. En este caso, las máscaras no estarán hechas de papel usado, sino de fibras funcionales y se fabricarán en las plantas Kanbayashi y Suwa Minami de la compañía en Nagano, Japón, donde se encuentra la mayoría de sus empleados. Epson espera comenzar a fabricar las máscaras a partir de finales de mayo. De todas formas, la compañía actualmente no planea fabricar dichos productos para la venta.

Estas máscaras responden a la creciente demanda de barbijos como protección contra el coronavirus (COVID-19). Su fabricación interna permitirá a Epson donar 100.000 máscaras quirúrgicas que había comprado como parte de su plan de negocios continuo (BCP) a las autoridades locales y las instituciones médicas en Nagano, donde las necesidades de equipo de protección personal (PPE) se han expandido rápidamente. La compañía también donará 5.600 protectores faciales a las mismas organizaciones.