• El estudio, realizado por la UFSC de Brasil, apunta a instalar infraestructura de luminarias en áreas remotas donde no se tienen disponibles fuentes de energía eléctrica convencionales.

La noticia está revolucionando el mundo. Nissan se une a la Universidad Federal del Estado de Santa Catarina (UFSC) en Brasil, para probar baterías de segunda vida del Nissan LEAF, un vehículo totalmente eléctrico de mayores ventas en el mundo, para almacenar energía de las luminarias solares. El más reciente desarrollo surge a partir de un memorando de entendimiento firmado en 2018 entre el fabricante japonés y la UFSC, para evaluar nuevas aplicaciones de almacenamiento de segunda vida de las baterías de vehículos eléctricos (EV).

Ahora, cinco luminarias solares con baterías de Nissan LEAF, que empezaron a comercializarse en América Latina en julio de este año, iluminan parte de los exteriores de Fotovoltaica, el Centro de Investigación y Capacitación de Energía Solar de la UFSC en la ciudad de Florianópolis, Estado de Santa Catarina. Estas luminarias elevadas se alimentan de una combinación de paneles solares colocados sobre el poste de luz y una caja de batería en la base del mismo.

Esta colaboración con la UFSC recibe influencia de Nissan Intelligent Mobility, la visión de la marca para transformar la forma en la que los autos son impulsados, conducidos e integrados en la sociedad. Los estudios enfocados en nuevos usos de las baterías de los EV de segunda vida buscan crear valor con nuevo potencial, para aprovechar e integrar a los vehículos eléctricos en la infraestructura de la ciudad. El más reciente ejemplo de uso de luminarias solares se puede convertir en una solución para instalar una infraestructura en áreas de acceso remoto donde no se tienen disponibles fuentes de energía eléctrica convencionales.

Para el nuevo estudio, la UFSC recibió tres nuevos bancos de baterías del Nissan LEAF de primera generación que se agregan a los seis previamente asignados; cada banco está formado por 48 baterías.

Los postes solares, según lo han explicado los especialistas que han participado del análisis, son totalmente independientes de la red eléctrica. ¿Qué quiere decir esto? Que se eliminan los cables y las conexiones externas, y los paneles solares producen energía limpia. Este estudio pone en evidencia que las baterías de los vehículos eléctricos de segunda vida se pueden usar para diversas aplicaciones de almacenamiento y aprovechan los tres principales pilares de nuestra investigación: movilidad eléctrica, energía solar y almacenamiento de energía.

La tecnología para almacenar energía con baterías del Nissan LEAF de segunda vida ya se ha demostrado en diversas ocasiones, por ejemplo, en la edición 2018 del Salón del Automóvil en São Paulo, cuando una parte del stand del fabricante japonés se iluminó con energía almacenada en baterías.

El modelo está ahora disponible en seis países de la región: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica e Uruguay.