No, no tienen luces LED elegantes que se sincronicen con tu música, sino algo un poco más funcional: dos paneles plegables que tienen portavasos y se convierten hasta en una mesa. Sí en una mesa. ¿Pero para qué me sirve eso?

Pues bien, el hecho de que el equipo tenga una especie de brazos, ayuda a que el sonido llegue de forma adecuada al oyente. Es decir, que cuando los brazos están cerrados los parlantes (tweeters) que allí se encuentran disparan el sonido hacia adelante, como lo haría un parlante normal; mientras que cuando están abiertos –tomando entonces la forma de una mesa- lo esparcen hacia arriba y afuera, generando así una dispersión más amplia e ideal para las fiestas y reuniones. Y es que seamos sinceros, la gente no siempre está cerca del parlante.

El PG10 además está construido como un tanque. Es rígido, pero no tanto para soportar un peso mayor a 10 kilos, así que cuidado.

Su consola central consta de una pantalla LCD que está rodeada de botones de goma y en las que se encuentran los controles con los que se puede desde reproducir música, subir o bajar el volumen; omitir una pista, emparejar el Bluetooth; sintonizar la radio o hasta activar la función MEGA BASS, que es sorprendentemente ruidosa y hace que los graves suenen mucho más fuerte. En Tecnogeekec lo probamos y no experimentamos prácticamente ninguna distorsión.El sonido fue limpio y claro, lo que es ideal para todos los géneros musicales.

De hecho, lo probamos como altavoz para ver contenido de nuestro dispositivo móvil y escuchar incluso un partido de fútbol, y el resultado fue el mismo: no hubo distorsión.

Respecto a las entradas de audio, el PG10 ofrece una diversidad de opciones. Desde Bluetooth, RCA, USB y el conector de ¼ de pulgada, que es la entrada del micrófono. La opción ideal para los fanáticos del karaoke, ya que lo puedes usar para cantar tus canciones favoritas y hasta como un profesional, ya que tiene efectos vocales –entre ellas, la de eco-  que te harán sonar como una estrella de rock.

Hablando de la duración de la batería, esta me sorprendió, puesto que alcanza las 13 horas aproximadamente, lo que resulta más que suficiente para la mayoría de las fiestas al aire libre. Eso sí, tenga en cuenta que la duración varía según el volumen con el que reproduce la música y las funciones que ha activado. Cargar dispositivos móviles también hará que consuma más.

¿Y qué hay de los portavasos? Estos tendrán cabida cada que el equipo se despliegue. Con los brazos abiertos aparecerán cuatro portavasos que no generan ningún tipo de riesgo en los parlantes, ya que la parte superior del altavoz –la mesa, para ser más explícitos- es a prueba de salpicaduras.

Así el PG10, que puede ser colocado en un espacio plano o en uno alto, con ayuda de un trípode (tiene un orificio para colocarlo); se conecta además a la aplicación Fiestable de Sony, que le permite acceder a las mismas funciones que el panel frontal, ya sea con gestos o mediante comandos de voz.

La prueba:

El viernes pasado, tuve la oportunidad de llevar el equipo a una fiesta que duró aproximadamente 6 horas. Y en ella, la batería se descargó en un 60 % y los altavoces funcionaron a todo volumen todo el tiempo. Desde entonces, no hemos vuelto a cargar el dispositivo y, con un uso regular, este ha logrado funcionar tres días en promedio sin problema.

En lo personal, creería que este es, a la fecha, uno de los mejores altavoces para fiestas del año. El sistema es portátil es lo suficientemente versátil como para llevarlo a cualquier lugar, el sistema de mesa es genial y el hecho de que la dispersión cambie para mejorar el sonido es increíble.   

DETALLES:

  • El equipo pesa 6,7 Kg y tiene dos manijas integradas que permiten transportarlo fácilmente de un lugar a otro.
  • Si tiene necesitas cubrir un área más grande o la fiesta d, es mejor subir el altavoz (altura de la cabeza) para una mayor claridad del sonido.
  • Al principio tenía mis dudas sobre el sistema de bisagras de los brazos desplegables, pero después de probarlo con mucho entusiasmo me convencí.
  • Forma de un cubo que es fácil de ubicar en casi cualquier espacio gracias a sus dimensiones: 33 cm de alto, 37,5 cm de ancho y 30,3 cm de profundidad.
  • El GTK-PG 10 viene con un woofer (parlante central) de cono de 180 mm en su área central y con dos tweeters (parlantes pequeños) de 40 mm que descansan dentro de los paneles plegables. Esto significa que cuando despliegas los brazos para formar una mesa o mostrar los cuatro portavasos a tus amigos, también estás extendiendo los tweeters.