El USB OTG nació en 2001 con el puerto USB 2.0, pero es en la actualidad, con los smartphones y tabletas cuando está recibiendo su mayor uso. Las siglas OTG responden a “On The Go”, refiriendose a dispositivos que, generalmente son periféricos portátiles (como por ejemplo discos duros externos), pero que en ocasiones, pueden actuar de host para controlar el puerto USB, en lugar de ser controlados.
Básicamente, en una conexión USB normal hay un dispositivo que es el que manda sobre el otro. Supongamos que conectamos un teclado por USB a nuestro móvil. No podríamos enviar las pulsaciones al móvil, porque es el móvil el que controla el teclado. Cuando la conexión utiliza USB OTG, entonces tanto el móvil como el teclado pueden convertirse en controladores del otro, de manera que las pulsaciones del teclado también llegarían al smartphone.
Vamos a enseñarte unos cuantos usos a ese aparatito el cual crees que no tiene ningún valor pero que viene en la caja de tu dispositivo. Diez usos utiles que te salvarán en tu día a día.